• 12 de agosto de 2020
  • 00 : 00 : 00

Acuerdo Internacional de la NASA Marca Escenario para Exploración Espacial Pacífica y Colaborativa

El recientemente publicado “Pacto Artemis” son el desarrollo más reciente del Programa Artemis Program, mediante el cual la agencia promete enviar a la primera mujer y al siguiente hombre a la luna para el 2024.

La NASA espera que estos pactos le permitan trabajar de mejor manera con aliados internacionales para llevar al hombre a Marte.

“¡Es un nuevo amanecer para la exploración espacial!” escribió Jim Bridenstine administrador de la NASA recientemente en su Twitter. «Hoy tengo el honor de anunciar los acuerdos bajo el Pacto de Artemis, estableciendo una visión compartida y un conjunto de principios internacionales con las alianzas para el regreso de la humanidad a la Luna. Iremos, juntos.»

La NASA, junto con otras agencias espaciales de alrededor del mundo se han aliado, al anunciar un nuevo conjunto de acuerdos internacionales que ayudarán a mantener un «futuro seguro, pacífico y próspero» para la exploración espacial.

Los aliados internacionales que firmaron el Pacto son la Agencia Espacial Canadiense, la Agencia Espacial Europea, la Agencia Espacial Rusa (Roscosmos) y la Agencia de Exploración Aeroespacial Japonesa, de acuerdo con CNN.

El pacto marca uno de los logros más significativos para el programa de Artemis program, el cual fue anunciado en 2019. Este programa involucra la nave espacial Orion, el Compartimento y Sistema de Lanzamiento de Cohetes (SLS). El cohete SLS será usado para enviar al espacio a Orion, tripulado por astronautas y un gran cargamento, a la Luna.

A diferencia de las naves espaciales previas que sólo podían mantener a misiones de corto plazo, Orion se anclará al compartimento, descrito por CNN como “una nave espacial que orbitará alrededor de la Luna y servirá como una estación sucursal. A más de 400.000 km de la Tierra, el Compartimento permitirá un fácil acceso a toda la superficie de la Luna y potencialmente a una exploración profunda.”

Fuente: NASA