• 05 de julio de 2022
  • 00 : 00 : 00

Paneles solares que siguen produciendo electricidad después de ponerse el Sol

Unos 750 millones de personas en el mundo no tienen acceso a la electricidad por la noche. Solo cuentan con paneles solares para generar electricidad y estos solo generan electricidad durante el día. Almacenar parte de esta energía para usarla de noche requiere baterías, una solución costosa y compleja que no está al alcance de toda la población.

Sid Assawaworrarit, Zunaid Omair y Shanhui Fan, los tres de la Universidad de Stanford en Estados Unidos, construyeron una célula fotovoltaica que aprovecha la energía del entorno durante el día y la noche, evitando así la necesidad de baterías. Durante la noche, el dispositivo aprovecha el calor que se escapa de la Tierra hacia el espacio, energía que está en el mismo orden de magnitud que la radiación solar entrante durante el día.

Por la noche, las células solares irradian calor, que se pierde en el cielo, y alcanzan temperaturas algunos grados por debajo de la del aire del entorno. El dispositivo en desarrollo utiliza un módulo termoeléctrico para generar tensión y corriente eléctricas a partir del gradiente de temperatura entre la célula y el aire. Este proceso se consigue gracias al diseño térmico del sistema, que incluye un lado caliente y otro frío.

Fuente: NCYT