• 10 de agosto de 2020
  • 00 : 00 : 00

3 tips para construir un caso de negocio en Industria 4.0

Convencer a la alta dirección de implementar proyectos de Industria 4.0 no siempre es sencillo. Algo que rompe la resistencia es construir un sólido caso de negocio y aquí te damos algunos tips para hacerlo correctamente.

Tengo un poco más de 16 años de experiencia implementando proyectos de soluciones tecnológicas y de transformación digital a corporativos de diferentes industrias; los últimos tres años enfocado específicamente en tecnologías emergentes de Industria 4.0 como IoT, Cloud Computing e Inteligencia Artificial; y en todo este tiempo me hacen una pregunta que ya se ha hecho muy recurrente: '¿cómo convenzo a la alta dirección de implementar proyectos de transformación digital en mi empresa?'. De hecho, entre más innovadora es la propuesta, resulta más difícil obtener aprobación.

Es un tema muy relevante, porque comúnmente creemos que la principal resistencia al cambio en tecnologías emergentes se genera en los mandos medios y operativos que deben convivir con esas tecnologías día con día, quienes, al no entender del todo las nuevas tecnologías, temen no saber aprovecharlas o, peor aún, creen que terminarán desplazándolos, pero pasamos por alto la renuencia con la que los directivos en las empresas industriales toman los proyectos de Industria 4.0.

¿Cómo convencerlos de implementar tecnologías emergentes que, a priori, parecen complejas o que suponen que son caras?

A manera de paréntesis, hay que decir que la Cuarta Revolución Industrial ha democratizado el acceso a la tecnología y, hoy en día, el mercado ofrece opciones de proveedores con soluciones 'opensource' de distintos alcances, presupuestos, etcétera, por lo que ya no es obligatorio adquirir costosas licencias de software ni hacer grandes inversiones en infraestructura para impulsar tu transformación digital.

Volviendo al tema respecto a la manera de convencer a la alta dirección para emprender su viaje a Industria 4.0, la respuesta es construir un caso de negocio que cumpla tres características básicas: 1) que tenga una aplicación práctica, 2) que tenga un ROI o payback razonable y a corto plazo, y 3) que sea fácilmente escalable . A continuación profundizo en cada una de estas características:

1) Aplicación práctica

Es crucial que desde la etapa de definición y prototipado de la solución, la empresa y el proveedor de la solución definan correctamente el problema a resolver. De otra manera existe el riesgo de caer en una implementación tecnológica vaga, tortuosa y, en muchos casos, estéril. En este sentido, es necesario identificar correctamente el punto de dolor en el proceso que es más fácil resolver. Por ejemplo, en el sector automotriz un problema muy común suelen ser los paros no programados en las máquinas, por lo que una solución de mantenimiento predictivo que combina IoT + analítica predictiva es de una aplicación sencilla y muy práctica.

 Hirotec, una proveedora de puertas y sistemas de escape, implementó con éxito una solución de este tipo y ha eliminado las inspecciones manuales de los equipos, permitiendo al equipo dedicar ese tiempo en tareas de mayor valor; además, la empresa ha elevado la productividad de sus equipos a tal grado que, incluso, ha evitado hacer nuevas inversiones en otras máquinas. 

2) Define un ROI aceptable

'Comprender cómo calcular el retorno potencial de la inversión (ROI) de un proyecto es una habilidad financiera esencial', dice Harvard Business School en una publicación de blog, 'si eres un empleado, saber cómo calcular el ROI puede ayudarte a crear un caso para un proyecto que te interesa; si eres un gerente, entender el ROI puede darte una mayor perspectiva en el rendimiento de tu equipo; si eres un ejecutivo, el conocimiento práctico del ROI puede facilitarte la identificación de los proyectos que deben aprobarse y cuáles deben pasarse por alto'. Como lo vemos en Gesta Labs, dependiendo de los factores de riesgo un tema en el que podríamos profundizar en otro artículo un ROI de 1520% respecto al costo total del proyecto y que se genere en un tiempo menor a un año es más que aceptable.

 

3) Fácilmente escalable

Lo mejor para medir el potencial de las tecnologías emergentes en tu negocio es comenzar con proyectos piloto o, en su defecto, pruebas de concepto o un Producto Mínimo Viable (MVP, por sus siglas en inglés) en un equipo o en alguna línea de producción. No tienes por qué iniciar con una transformación digital transversal en toda la organización, pero al asegurar que tu proyecto cumple con las dos primeras características para construir un caso de negocio, su escalabilidad a otras áreas será mucho más sencilla en términos de entendimiento y ejecución.

Tenemos un cliente del sector agroindustrial con el que hemos estado trabajando así: desarrollando modelos de inteligencia artificial para optimizar la calidad de sus productos mediante la predicción de desviaciones en variables críticas. Hemos ido línea por línea, demostrando el impacto de cada proyecto, y de alguna manera hemos escalado el modelo paso por paso. 

Siguiendo estos tips debes estar más cerca de empujar aquellos proyectos de Industria 4.0 a los que le ves mayor potencial en términos económicos y de productividad en tu organización, y son la clave para romper la resistencia en la alta dirección

FUENTE: CLUSTER INDUSTRIAL